Retinografía: un estudio de 6 minutos que puede salvar tu vista

Por:
David Rivera de la Parra, Médico Oftalmólogo, Especialista en Retina
Verónica Zurita Cortés, Licenciada en Optometría y Educadora en diabetes
Liliana Pérez Peralta, Licenciada en Optometría y Educadora en diabetes

Si vives con diabetes tienes riesgo de presentar deterioro silencioso de la visión; en este texto te contamos cómo cuidar tu salud visual.  

¿Qué es la retinopatía diabética y cómo prevenirla?

La retinopatía diabética es una enfermedad crónica, progresiva y con riesgo de pérdida de la visión, que afecta a las venas y arterias de la retina. También es la causa más frecuente de ceguera irreversible en nuestro país, los factores de riesgo más importantes para su desarrollo son: el control deficiente de la diabetes y el tiempo viviendo con ésta; aunque cada persona es susceptible de manera diferente.

El único síntoma de la retinopatía diabética es la pérdida de visión, que se presenta en  etapas muy avanzadas de la enfermedad, esto se puede prevenir con:

    1. Control óptimo de los niveles de glucosa, presión arterial, triglicéridos y colesterol.
    2. Cambios en alimentación que sean adecuados a las necesidades particulares de cada paciente.
    3. Plan de ejercicio.
    4. Ocularmente hablando, lo más importante es realizarse una “revisión de la retina” al menos una vez al año.

¿Cómo se lleva a cabo una “revisión de retina”?

Hay dos maneras:

  1. Retinografía: consiste en tomar una fotografía de fondo de ojo con una cámara digital especializada. La persona se coloca frente a esta cámara y se toman algunas fotografías en cada ojo: ¡Así de fácil!
  2. Examen de fondo de ojo con pupila dilatada en consulta oftalmológica: un médico oftalmólogo en su consultorio coloca unas gotas para dilatar la pupila o inducir midriasis (midriasis es el aumento del diámetro de la pupila) la persona espera unos minutos hasta que la pupila se encuentra dilatada para que el profesional pueda observar y evaluar la salud de su retina, después del estudio, permanece por algunas horas con la pupila dilatada y visión borrosa mientras pasa el efecto del medicamento.

¿Cómo es una cámara para retinografías?

Gracias a las modernas cámaras no midriáticas (que no requieren dilatar la pupila para realizar el estudio) la retinografía, interpretada por un especialista, es suficiente para hacer un diagnóstico de tamizaje.

Sus ventajas son:

  • Rapidez el estudio dura aproximadamente 6 minutos.
  • No invasivo: la mayoría de las veces, no requiere la aplicación de gotas para dilatar las pupilas, evitando las molestias de sus efectos secundarios ( la visión borrosa por varias horas posterior a su aplicación).
  • Diagnóstico seguro y temprano que permite una referencia oportuna al oftalmólogo.
  • Identificar oportunamente otras enfermedades del ojo como catarata o algunos casos de glaucoma.

¿Cuándo realizar un estudio de retina?

La retinopatía diabética no da síntomas ni molestias ni señales de alerta tempranas, de ahí la importancia de las revisiones periódicas de rutina:

Personas con diabetes tipo 2:

  • al momento del diagnóstico
  • y después, una vez al año.

Personas con diabetes tipo 1:

  • 5 años tras el diagnóstico (o antes si están en la pubertad)
  • y después, una vez al año.

Si soy diagnosticado con retinopatía diabética ¿voy quedarme ciego?

El objetivo de la revisión con cámara no midriática es la referencia oportuna al especialista. El oftalmólogo dispone de tratamientos que permiten frenar el progreso de la enfermedad y conservar la mejor visión posible. Siempre de la mano del control óptimo de los niveles de glucosa, colesterol y triglicéridos, así como la presión arterial,  con el acompañamiento de tu equipo de salud.

Si vives con diabetes, no dudes en solicitar en Clínica EnDi tu revisión con cámara de fondo de ojo de retina (Retinografía) lo antes posible y así salvar a tus ojos de la diabetes en 6 minutos.

Tags: , , , , , , , , ,
Categories:Información útil, Prevenir complicaciones

Related Post

Leave a Reply