3 pasos en el ajuste de dosis de insulina en diabetes tipo 1.

AJUSTE INSULINA

Descarga esta entrada en formato PDF:

 

 

 

 

Por: Dra. Elena Sáinz de la Maza
Educadora en diabetes

El ajustar dosis de insulina, identificar las decisiones que nos ayudan o no a lograr nuestras metas y hacer los cambios necesarios en nuestra vida requiere de mucho compromiso y trabajo en equipo. En Clínica EnDi estamos comprometidos con trabajar en equipo de cerca con cada una de las personas que asesoramos, los mejores resultados sin duda ocurren cuando quién está más involucrado en el proceso eres tú: el protagonista de tu historia.

Hacer diarios de automonitoreo y registro detallado  ya sea a mano, con ayuda de algún dispositivo o sistema de monitoreo son esenciales.

En este texto queremos compartirte parte de la metodología que empleamos en tres pasos básicos y una guía de preguntas de autoevaluación para que puedas identificar qué es lo que te funciona,  qué cosas requieren un ajuste y que puedas conversarlo con tu equipo.

AJUSTE INSULINA

 

PASO 1. IDENTIFICA LAS BAJAS DE GLUCOSA (HIPOGLUCEMIAS).

Una hipoglucemia es un momento en el que "hay más insulina que glucosa en tu sangre", pone al cuerpo en alerta y varios mecanismos intentan sacarte de esa situación, como algunas hormonas contrareguladoras que pueden provocar el famoso “rebote” : que la glucosa se eleve drásticamente incluso varias horas después de presentar la hipoglucemia. Es por esto que el primer paso, antes de fijarnos en las odiosas hiperglucemias, es atender las bajas:

¿ En qué momentos y situaciones presentas bajas leves a moderadas de glucosa, valores menores a 70 mg/dl pero sin llegar a 54 mg/dl ?
¿ En qué momentos y situaciones presentas valores menores a 54 mg/dl?
¿ Qué sospechas que las provocó ?
¿ Cómo actúas y cuál es el resultado ?

 

META DEL PASO 1:

Una vez que tengas claras las causas de las hipoglucemias hay que hacer los cambios y ajustes necesarios para evitarlas o reducirlas.  De acuerdo con el consenso más reciente la meta es reducirlas a menos de 4% del tiempo abajo de 70 mg/dl y menos de 1% del tiempo abajo de 54 mg/dl.

 

PASO 2. AJUSTE DE DOSIS BASAL.

La función de la insulina de acción lenta, prolongada o ultraprolongada que se utiliza desde hace más de 20 años para imitar la secreción basal de insulina del cuerpo de alguien sin diabetes , o bien, las dosis basales en terapia con microinfusora, es mantener la glucosa estable. Si utilizas insulina de acción intermedia (NPH) y no consigues tus objetivos platica con tu equipo de salud sobre otras opciones. Ya sea que utilices múltiples dosis de insulina o una microinfusora con ajuste manual de basal la meta es la misma:

 

META DEL PASO 2:

Que en periodos de ayuno, cuando no hay otra insulina de acción rápida actuando la glucosa se mantenga estable +- 30-40 mg/dl.

Por ejemplo:  si unas 3 horas después de tu último alimento del día tu glucosa está en 100 mg/dl y te vas a dormir, debería mantenerse así durante toda la noche y despertar con un valor muy similar.  Pero si constantemente presentas hipoglucemias en la madrugada, o despiertas con una valor de glucosa en meta, pero si tardas un par de horas más de lo usual en desayunar tu glucosa baja más de 40 mg/dl, son señales que indican exceso de insulina basal, valóralo con tu médico.

 

PASO 3. RELACIÓN INSULINA CARBOHIDRATOS (O RATIO) Y SENSIBILIDAD (O FACTOR DE CORRECCIÓN).

Una vez que puedes confiar en tu dosis de insulina basal, y  has atendido las causas principales de las hipoglucemias, toca el turno de revisar cómo calculas cuánta insulina de acción rápida aplicar para comer así como en qué momento conviene más aplicarla y, si lo necesitas,  cuánta insulina necesitas para corregir una hiperglucemia.

METAS DEL PASO 3:

Que tu glucosa esté en tu objetivo antes de empezar a comer (al menos menos de 130 mg/dl), que unas dos horas después la glucosa esté en menos de 180 mg/dl y que para tu siguiente comida esté de nuevo en tu objetivo de glucosa.

Si estás planeando un embarazo o embarazada las metas son más ajustadas: menos de 90 mg/dl antes de empezar a comer, menos de 140 mg/dl una hora después y menos de 120 mg/dl dos horas después.

Para lograr esto es importante que conozcas los tiempos de acción de la insulina rápida (lispro, aspart o glulisina) generalmente tardan unos 15-20 min en empezar a actuar, llegan a su máximo efecto una hora y cuarto después y duran unas 4 horas aproximadamente. Así que si tu glucosa está en 180 mg/dl antes de empezar a comer un plato de pasta con salsa de tomate y además decides inyectarte la insulina cuando terminas de comer dificilmente  conseguirás el resultado deseado.

 

SÉ EL LÍDER DE TU EQUIPO DE SALUD.

Conoce bien tus herramientas, ten presentes tus metas y objetivos individuales.

Realiza registros detallados de glucosa, dosis de insulina, alimentos, ejercicio, y otros factores que consideres importante de modo que puedas observarlos y analizarlos.

 

"Algunas personas quieren que algo ocurra, otras sueñan con que pase, otras hacen que suceda". -Michael Jordan

 

Con tu trabajo a la mano cuestiónate, reflexiona y actúa:

Si presentas hipoglucemias con frecuencia:

  • ¿En qué momentos y situaciones ocurren?

En periodos de ayuno y sin insulina rápida activa

  • ¿Se mantiene estable la glucosa +- 30 a 40 mg/dl ?

Si no consigues tus objetivos después de los alimentos:

  • ¿Considero a conciencia el conteo de carbohidratos y aplico la dosis de insulina rápida: 15-30 min antes de comer?
  • ¿Incluyo y comienzo a comer verduras y alimentos que aporten proteína y grasa favorable?
  • ¿Qué cantidad y calidad de hidratos de carbono decido comer?

Observaciones:

  • Glucosa en tu objetivo antes de empezar a comer, si está por arriba de tu meta valora aplicarte el bolo de corrección y al menos una parte del bolo de alimentación y esperar entre 15 - 30 min (o más) antes de comenzar a comer.
  • Si está por debajo de tu meta valora consumir entre 5 y 15 g de hidratos de carbono sin cubrir con insulina.
  • Algunos estudios muestran que comenzar a comer las verduras y proteínas y dejar los hidratos de carbono al final favorece que haya menos picos de hiperglucemia postprandiales (siempre de la mano de la aplicación oportuna y en cantidad adecuada de insulina rápida en nuestro caso).
  • Elige sabiamente la calidad y cantidad de hidratos de carbono que consumes. Planes de alimentación bajos o moderados en hidratos de carbono de preferencia de bajo índice glucémico facilitan el manejo de la glucosa postprandial.

Si preparas tus consultas con este esfuerzo previo de observación y autoevaluación el trabajo junto con tu equipo de salud será mucho más productivo y eficiente y así conseguirás alcanzar y mantener tus objetivos de salud.

 

FUENTES:

  1. Battelino T, Danne T, Bergenstal RM, Amiel SA, Beck R, Biester T, et al. Clinical targets for continuous glucose monitoring data interpretation: Recommendations from the international consensus on time in range. Diabetes Care. 2019 Aug 1;42(8):1593–603.
  2. Shukla AP, Iliescu RG, Thomas CE, Aronne LJ. Food order has a significant impact on postprandial glucose and insulin levels. Vol. 38, Diabetes Care. American Diabetes Association Inc.; 2015 [cited 2020 Oct 25]. p. e98–99.
CategoryInformación útil

Related Post

Leave a Reply